13 de febrero de 2008

PSOE: Programa electoral decepcionante.


El PSOE acaba de publicar su programa electoral para las elecciones generales, en que presentan como candidato a ZP, el mismo que lleva cuatro años persiguiendo fumetas.

El apartado que habla sobre drogas en este programa dice así:

"Una política eficaz frente a los problemas de salud ocasionados por el consumo de drogas. Reforzar la prevención.
  • Reforzaremos la actuación del Plan Nacional sobre Drogas elaborando una nueva Estrategia para el periodo 2009-2016 que recoja y mejore las medidas implementadas en el Plan anterior, que ha dado resultados positivos y que refuerce nuestra coordinación y actuaciones en cooperación internacional.
  • Continuaremos actuando contra el tráfico de drogas. En relación con el pequeño tráfico de drogas, especialmente en los entornos educativos y de ocio que afectan con mayor intensidad a los menores de edad, promoveremos más actuaciones.
  • Priorizaremos la investigación relacionada con las drogas en el Plan Nacional de I+D+i.
  • Fomentaremos la disponibilidad de una información veraz, basada en evidencias científicas, sobre las drogas y sus efectos en la salud de la ciudadanía, con una masiva utilización de Internet y otras tecnologías de la información.
  • Reforzaremos el trabajo conjunto con los profesionales de todos los niveles asistenciales del sistema nacional de salud, mejorando su formación especialmente en todo lo relacionado con la detección e intervención precoz.
  • Reforzaremos las medidas de control relacionadas con los riesgos asociados a las adicciones con especial atención a la seguridad vial y los consumos de drogas y alcohol, trabajando en especial sobre los conductores noveles.
  • Desarrollaremos acuerdos con la industria del ocio y la hostelería, para facilitar la adopción de medidas relacionadas con la prevención.
  • Desarrollaremos, en coordinación con Ayuntamientos y CCAA, una red de programas y dispositivos de atención a los potenciales colectivos de riesgo y grupos más vulnerables, con especial dedicación, por sus especiales características a familias con adolescentes que presenten problemas y conductas de consumos y otros riesgos asociados.
  • Estableceremos medidas para el seguimiento de los menores que acuden a los servicios de urgencia con problemas agudos de drogas, con la participación de los padres o tutores, garantizando la confidencialidad.
  • Facilitaremos a los pacientes afectados el acceso a nuevos medicamentos y tratamientos que aparezcan.
  • Apoyaremos programas para la integración social de los adictos con mayores niveles de exclusión social mediante el despliegue de recursos especializados necesarios, en especial los residenciales.
  • Promoveremos, en colaboración con los agentes económicos, líneas de microcréditos para favorecer la integración social de los drogodependientes en rehabilitación, facilitándoles financiación para hacer posibles iniciativas que apoyen el autoempleo y su incorporación a las actividades económicas."
Estoy convencido de que el PP podría haber firmado el mismo programa. Me llaman especialmente la atención dos apartados que he remarcado con negrita:

Uno referido a la represión: La guerra contra las drogas y sus usuarios no va a parar si gana ZP, al contrario, más policía, más control del pequeño camello, y se seguirá ignorando la existencia de mafias. A los grandes traficantes, una alfombra roja; al pringado de turno que comercia con unas pocas dosis, jarabe de palo.

El otro aspecto es la guerra mediática y propagandística: Poner en internet masivamente información 'veraz' (según ellos, claro) sobre drogas. Cojonudo, ZP, que en su vida se ha fumado un porro, nos va a contar de primera mano información basada en 'evidencias científicas'. ¡Que vuelva Goebbels!

Si hace cuatro años, el movimiento cannábico estaba pidiendo el voto útil para que no siguiese gobernando el triunvirato Aznar-Bush-Blair, ahora le votarán al PSOE los desencantados de centro-derecha que tengan un grado de puritanismo parecido al de ZP. Ni un voto fumeta para estos indecentes.

2 comentarios:

DDAA dijo...

Clinton sí fumó porros y, al parecer, era muy aficionado a los brownies en sus años mozos, lo que no le impidió incrementar la represión contra los fumadores y cultivadores hasta extremos desconocidos.

Que un político fume o haya fumado es anecdótico. Lo importante es que sea tolerante con los vicios, especialmente los ajenos, y que no los trate como si fueran delitos.

durru dijo...

ya, ddaa, lo importante sería lo que tu dices, que fuese tolerante con los vicios ajenos.
Pero es que ocurre que de tolerante solo tiene las campañas por el talante, y a la hora de la verdad nos fríe a multas