10 de diciembre de 2009

[República Checa] El gobierno regula la tenencia de drogas naturales.

Hasta ahora los ciudadanos checos estaban sometidos a la inseguridad jurídica que campa a sus anchas en casi todos los países del planeta. Para la policía podía ser delito lo que para la fiscalía o para el juez no, y viceversa también. Ahora el gobierno checo ha aprobado un reglamento que discierne las cantidades normales que puede tener en su poder un consumidor de 'drogas naturales' así como su cultivo, quedando limitado a cinco plantas (tanto de marihuana, como de peyote o o de coca), quedando la reglamentación de las sustancias de laboratorio para fechas próximas, barajándose los dos gramos de heroína, cocaína o las cinco pastillas de éxtasis lo que diferenciará entre consumo (que sigue penado con sanciones administrativas) y delito.

De alguna manera esta normativa se asemeja a la actual en España, aunque está mucho más pautada y el límite de cogollos secos en 15 gr. casi imposibilita la cosecha anual del fumeta que se cultiva lo suyo. Supongo que cuando empiecen a llegar sentencias sobre cantidades de 1kg o 2 de cogollos secos, sabrán acotar que la cantidad de 15 gr. es diaria... o así, ya que no tendrían sentido las frases de la ministra de justicia referentes a la no criminalización del consumidor dejando un límite tan pequeño si se hace en cómputo absoluto.

Vientos antiprohibicionistas sobplan al este de Europa.