18 de julio de 2008

[Euskadi] Investigadores de la Universidad piden que se libere el cannabis y sus derivados


Un grupo de investigadores vascos, adscritos al Grupo de Investigación sobre Drogas de Abuso de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), ha desarrollado un estudio que profundiza en los positivos efectos terapéuticos de esta sustancia y las consecuencias adversas de esta droga. El doctor Joseba Pineda, profesor de Farmacología y vicedecano de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), plantea “la necesidad de que las sustancias relacionadas con el cannabis que hayan demostrado sus beneficios terapéuticos se liberen de las limitaciones a las que están sometidas actualmente debido a las diferentes regulaciones que, sobre ellas, existen en los distintos países”.

El doctor Pineda, indicó que el ámbito sanitario “debe estar al margen de las consecuencias del debate sobre el uso recreativo del cannabis”, recalcando que “las potencialidades terapéuticas de esta sustancia son enormes”. En este sentido, la valoración sobre el empleo para determinadas situaciones clínicas de derivados del cannabis, “se debe realizar siempre de forma individual, ya que en cada caso es el médico el profesional que debe valorar y sopesar las potencialidades terapéuticas del fármaco con sus posibles efectos adversos y reacciones indeseadas”.

También abogó por reducir el umbral de riesgo en la prescripción de estas sustancias para lograr un mejor resultado en el paciente. “La investigación nos debe llevar a conseguir sustancias lo más puras posibles, sin mezclas, de modo que se constate claramente la acción de cada principio activo. Además, es necesario seguir trabajando en el análisis del papel que desarrollan en todo el proceso de atención al paciente las distintas vías de uso terapéutico, ya que existen todavía muchas interrogantes. Por ejemplo, aunque se ha demostrado que la vía fumada genera más adicción que la vía oral, ésta se ha manifestado menos eficaz en determinadas situaciones”.

El estudio llevado a cabo por el Grupo de Investigación sobre Drogas de Abuso de la UPV-EHU ha conseguido demostrar, a su vez, los efectos que el cannabis tiene en el funcionamiento del locus coeruleus del cerebro y sus posibles consecuencias sobre los déficits de alerta y de atención cuando se emplea el cannabis como una droga de abuso. El trabajo ha sido realizado en neuronas vivas de animales de laboratorio.

Joseba Pineda lidera este grupo investigador que desde hace siete años viene trabajando en este campo. “La investigación tuvo uno de sus orígenes en la común constatación de los efectos que tiene sobre la memoria el consumo de drogas derivadas del cannabis, por lo que el grupo se planteó como uno de sus objetivos el conocimiento de este proceso, así como sus causas”.

En concreto, “el locus coeruleus es el principal núcleo del cerebro de producción de noradrenalina -un neurotransmisor de la misma familia que la dopamina-, siendo el responsable de los estados de alerta y de la capacidad para mantener centrada la atención”.

Así, durante la investigación se aplicaron fármacos cannabinoides a animales vivos. De este modo, se constató que estos fármacos, tras entrar en contacto con el locus coeruleus, lo dejaban “activado” de forma permanente, alterando su estado natural no-activo en las situaciones en las que se da una ausencia de estímulos externos. Además, los efectos de estas sustancias en los receptores cannabinoides de este núcleo “provocan que el locus no atienda de manera adecuada a los estímulos externos y que se active de manera autónoma, justo al revés de la que es su función”. El resultado es que el locus coeruleus deja de cumplir correctamente sus funciones de alerta ante estímulos externos y de fijación de la atención en acciones concretas.

De cara al futuro este descubrimiento puede suponer la aparición de diversas aplicaciones clínicas que contrarresten este fenómeno. Tal y como indicó el profesor de la Facultad de Medicina y Odontología de la UPV-EHU, “mediante el uso de antagonistas se podría bloquear los receptores cannabinoides del locus coeruleus, con lo que los niveles de alerta y de atención no se verían afectados en un grado tan alto ante la exposición a sustancias cannabinoides. Esto, siempre desde un punto de vista médico y con la debida cautela, ya que se trata de un estudio de investigación básica que todavía debe desarrollarse en su aplicación clínica”.

El estudio también puede tener implicaciones de cara al futuro en aquellos casos de trastorno por déficit de atención con hiperactividad, en los que también está involucrada la noradrenalina. Sin embargo, el doctor Pineda recomendó “ser cautos y esperar a que las investigaciones puedan verificar con otros modelos el uso de antagonistas para bloquear las acciones de las sustancias cannabinoides en este núcleo”. Además, aludió a que “se deben seguir investigando las acciones de los cannabinoides en otras regiones del cerebro”.

(vía)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,

te escribo del periódico 20 Minutos de Vigo.
estamos interesados en realizar un reportaje sobre el cultivo colectivo de cannabis que estáis haciendo a través de la AVE María.

Te agradecería que me pasases un teléfono de contacto para poder hablar con alguno de vosotros.

Espero vuestra respuesta.

Un saludo,


María Argibay
20 Minutos - Vigo
mjargibay@20minutos.es
Teléfono: 986.44.35.36
www.20minutos.es/vigo
C/ Manuel Nuñez 4, 2º
36203 Vigo

Anónimo dijo...

Hola,
recibí lo mismo por e-mail.
Lo transmití al sr. presidente de AVE María.
ruego paciencia....

si hay prisa yo mismo puedo hablar contigo sobre el cultivo, pero lo suyo sería que hables con los responsables.

Un saludo.
El durru.