13 de junio de 2008

Juanma en el programa Caiga Quien Caiga.

El programa humorístico-informativo Caiga quien caiga [CQC] de telecinco ha vuelto a abordar la legalización de la marihuana, no de toda la marihuana, sino solo de aquella marihuana que se consume con fines terapéuticos.

La producción del programa había hablado con la Asociación AVE María para hacer este reportaje e incluirlo en la sección 'proteste ya' del conocido programa. Supuestamente iban a empezar hablando con Juan Manuel Rodríguez Gantes e ir, progresivamente, ascendiendo en el escalafón de responsabilidades hasta llegar al ministro de sanidad o al presidente del gobierno.

Parte de los entrevistados lo iban a ser de AVE María, de hecho se trató en una reunión de la asociación la decisión de aparecer o no en un reportaje de un programa que acostumbra a ridiculizar más que a ayudar a los antiprohibicionistas en sus luchas, y a pesar de la división de opiniones inicial se acordó que sí, que al ser en esa sección tan especial del programa, en la que se ponen del lado de quien protesta, sí merecía la pena hacer el reportaje.

Ahora veo que ni sección 'proteste ya', ni entrevista a miembros de AVE María, en fin, al menos el reportaje no sataniza la planta más de lo habitual, aunque casi todos los entrevistados intentan ser lo más lejanos y asépticos posible en sus argumentos, que esconden más que enseñan. Para Gallardón, la marihuana es droga y como aún se acuerda de los problemas de los heroinómanos en los ochenta, pues la mete en el mismo cajón. Celia Villalobos dice que donde está legalizada es en Andalucía, pero que no conoce los resultados. Los socialistas ponen cara de susto ante la pregunta, y el responsable del ramo, Bernat Soria, dedica una mirada de arriba abajo al cámara y al entrevistador y se da media vuelta sin mediar palabra...

1 comentario:

DDAA dijo...

Creo que Villalobos hablaba del PEPSA andaluz, pero claro, no debe de saber que es un programa experimental de suministro controlado de heroína.

En cuanto a los socialistas, salvemos a Ramón Jáuregui, que incluso se muestra favorable al uso lúdico.

Por lo demás, y por muy insuficiente que haya sido el tratamiento de CQC, lo prefiero mil veces al de cualquier programa supuestamente serio. Por lo menos no sacaban en procesión a algún soplapollas de Proyecto Hombre, como suele ser frecuente en estos casos.