15 de febrero de 2008

Errico Malatesta. Ideólogo anarquista antiprohibicionista.


Errico Malatesta fue un anarquista italiano que tuvo muchísima importancia en la formación del ideal anarquista ibérico. Sus textos siempre fueron claros y accesibles, con predilección por el formato del diálogo, poniendo al alcance de caso cualquiera la filosofía, la política y, sobretodo, el socialismo libertario. Fue importante fuente de ideas y de debates que, iniciados por él, tenían lugar en las asambleas de los sindicatos franceses, italianos, españoles e iberoamericanos. Por su temática reseño de entre ellos uno sobre la cocaína, su prohibición y la problemática que se nos venía encima.

¿un visionario, o solo una mente acostumbrada al uso de la lógica? En todo caso genio y figura.

En 1922 el periódico Umanità Nova publicó un artículo decididamente antiprohibicionista del veterano ideólogo anarquista Errico Malatesta (1853-1932) —próximo a cumplir setenta años—, que fue traducido, difundido y ampliamente debatido por sus correligionarios españoles de la época, sobre los que siempre ejerció una notable influencia.

COCAÍNA

En Francia existen leyes severas contra quien usa y quien expende cocaína. Y, como es habitual, el azote se extiende y se intensifica a pesar de las leyes y quizá a causa de las leyes. Igualmente en el resto de Europa y en América.

El doctor Courtois, de la Academia de Medicina francesa, que ya el año pasado había lanzado un grito de alarma contra el peligro de la cocaína, comprobado el fracaso de la legislación penal, pide... nuevas y más severas leyes. Es el viejo error de los legisladores, a pesar de que la experiencia haya siempre, invariablemente, demostrado que nunca la ley, por bárbara que sea, ha servido para suprimir un vicio, o para desanimar el delito.

Cuanto más severas sean las penas impuestas a los consumidores y a los negociantes de cocaína, más aumentará en los consumidores la atracción por el fruto prohibido y la fascinación por el peligro afrontado, y en los especuladores, la avidez de ganancia, que es ya ingente y crecerá con el crecer de la ley.

Es inútil esperar de la ley.

Nosotros proponemos otro remedio.

Declarar libre el uso y comercio de la cocaína, y abrir las expendidurías en las que la cocaína sea vendida a precio de costo, o incluso, bajo costo. Y después hacer una gran propaganda para explicar al público y poner al alcance de la mano los daños de la cocaína; nadie haría propaganda contraría porque nadie podría ganar con el mal de los cocainómanos.

Ciertamente con esto no desaparecería completamente el uso dañino de la cocaína, porque persistirían las causas sociales que causan los desgraciados y los empujan al uso de estupefacientes.

Pero de cualquier modo el mal disminuiría, porque nadie podría ganar con la venta de la droga, y nadie podría especular con la caza de los especuladores.

Y por eso nuestra propuesta no será tomada en consideración, o será tratada de quimérica y loca.
Sin embargo la gente inteligente y desinteresada podría decir: "Después de que las leyes penales se han mostrado impotentes, ¿no estaría bien, al menos a título de experimento, probar el método anarquista?"

Enrico Malatesta, en Umanità Nova, traducido en un suelto anarquista (1922).

vía: web de Juan Carlos Usó.

Textos disponibles en la web:
Amor y anarquía.
Entre campesinos
.


Otros textos de Malatesta:
La politica parlamentaria en el movimiento socialista (Londres 1890).
En Un tiempo de elecciones (Londres 1890).
La anarquía (Londres 1891).
En el café (Ancona 1897).
Programa anárquico (Bologna 1920).

No hay comentarios: