29 de enero de 2008

Barack Obama tomaba drogas.

Es probable que Obama sea el candidato demócrata a Presidente del imperio... tocan elecciones en noviembre, y la carrera electoral está lanzada. Los aspirantes a candidato están en plena batalla mediática para hacerse con los apoyos de sus respectivos partidos.

Todos los medios de comunicación están volcados con la campaña electoral yanki y la prensa española no podía ser menos. De alguna manera todas las decisiones que se toman en washington influyen de una forma u otra, antes o después en la vida de cada ciudadano, sea éste del país que sea, hable la lengua que hable y profese la religión o filosofía que profese.

La carrera por ser candidato se da en todos los partidos, pero este año la carrera estrella es la del partido demócrata, ya que los analistas consideran que el candidato demócrata será el que gane finalmente las elecciones (le toca).

En el último número de "XL semanal", revista que incluyen algunos diarios el fin de semana (ABC, La Voz de Galicia, El Correo, Diario Vasco, Heraldo de Aragón, las provincias y algunos más), le ponen en portada y como principal artículo de contenido.

Entresaco del artículo mencionado, basado en un libro autobiográfico que lleva vendido más de un millón de ejemplares el trozo que se refiere al consumo de drogas por parte del aspirante a candidato demócrata:

"Admite que consumió marihuana y cocaína cuando iba al instituto y que no se drogó con heroína porque no se fiaba del camello. Su sinceridad desarma. Y esa transparencia está cautivando a miles de votantes, más allá de las fronteras de género y raza: blancos, negros e hispanos; hombres y mujeres, que ven en él una síntesis de John Fitzgerald Kennedy y Martin Luther King."

Esta confesión alarmará a algunos y será bien vista por otros. En realidad el contexto de la frase es reconociendo errores de juventud, con lo que, para mí, es un párrafo más de esa biografía pensada para darse a conocer a los votantes y hacer algo de autobombo social. Sea bienvenida esta sinceridad aunque esté enfocada más a parecer transparente ante quien le apoya que a cambiar el rumbo de la política de prohibición sobre las drogas.

No hay comentarios: