6 de octubre de 2008

El cannabis es dañino, aunque menos que tabaco o alcohol.


La Fundación Beckley llevó su estudio hasta el Parlamento británico para que sea tomado en cuenta en el debate que se realizará en la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2009

“El cannabis es dañino pero menos que el alcohol o el tabaco”. A esta conclusión llegó un estudio de la prestigiosa fundación inglesa Beckley, una organización sin fines de lucro que promueve la investigación sobre los estados de la conciencia bajo el uso de sustancias psicoactivas. Lo trascendente de esto no son sólo los resultados del estudio, sino dónde fueron presentados: en la Cámara de los Lores del Parlamento británico, en el marco de un simposio con miras al debate sobre esta sustancia que el año próximo tendrá lugar en la sesión especial de la Asamblea General de Naciones Unidas y que contará con el asesoramiento de la Fundación Beckley. Además, el informe sostiene que los gobiernos deberían “replantearse seriamente” su actual política de prohibición del cannabis. Acontecimientos como éste sirven para gatillar de nuevo el eterno debate sobre la legalización de la marihuana en la Argentina.

HIPOCRESÍA. Sebastián Basalo, director de THC, revista que se dedica exclusivamente al fomento de la cultura canábica en el país, señaló: “Básicamente el estudio demuestra la hipocresía de un sistema prohibicionista que libera algunas drogas como el alcohol y proscribe a otras so pretexto de que algunas son más nocivas. Igualmente creo que el eje tiene que estar puesto no en cuestiones de salud, sino en el derecho que cada persona debería tener de consumir lo que quiera”. Luis Osler, abogado especialista en políticas sobre drogas, tiene una opinión similar: “Obviamente estoy de acuerdo con el informe de Beckley, refleja la contradicción que hay entre tener liberados alcohol y tabaco y no la marihuana. Desde el punto de vista legal hay un tema anterior a la cuestión médica que es la libertad de los hombres a elegir la sustancia que quieran consumir”. Eduardo Freiler, presidente de la Cámara en lo Criminal y Correccional Federal de Buenos Aires, resaltó lo errado de perseguir desde la ley al consumidor: “Es una gran contradicción atacar un tema de salud desde el derecho penal, no sirve para nada”. Asimismo sostuvo: “El alcohol mata más que la marihuana hasta más que las armas de fuego. Creo que se avanza ahora en estudios como el de Beckley porque algunas agencias mundiales encargadas de elegir los nuevos enemigos tal vez estén viendo que el negocio de la marihuana quedó demodé y ahora son otros, por ejemplo la efedrina. Esto coincide con que ahora la marihuana también se produce en Estados Unidos.” En cuanto a la nocividad estrictamente, la directora del Centro de Drogadepencia de la Universidad de Rosario fue contundente: “La principal problemática es la del daño pulmonar, pero es menos tóxica y criminógena que el alcohol. Lo del daño cerebral no está comprobado”. Igualmente, las aguas siguen divididas y revueltas. Prueba de esto es la posición del titular de la Asociación Antidrogas, Claudio Izaguirre, que dice: “Antes de ayer interné a una chica de 23 años en el Moyano por los problemas psiquiátricos que le generó el consumo de marihuana. Es dañina y nociva. El consumidor puede desarrollar esquizofrenia”.
(Vía.)

1 comentario:

gabriel dijo...

Hola muchachos como andan les habla el gabo y esta es mi opinión. Si vamos a comparar el tabaco y el alcohol con la marihuana no hay punto.
Para empezar el tabaco se le hace tanta propaganda en tv, radio y anuncios sin olvidarnos que si nos va a matar nos va a dar cancer no solo al que fuma sino al que esta expuesto al humo. El tabaco tiene 2000 toxinas de las cuales 20 son letales en pocas palabras es veneno. El tabaco te va a dañar la boca, la traquea, el esofago, el estomago, los pulmones y el corazón y aun asi la gente es mas permisiva con el tabaco que con la marihuana, deberian tb escandalizarse del consumo del tabaco, y si hablamos del alcohol estamos hablando de cancer al higado al estomago, aumento de trigliceridos, problemas en el snc, la dependencia absoluta y total al alcohol denigrando al ser humano a niveles impensables. Todo en exceso hace daño.
Hace un tiempo atras tuve problemas con la policia por el consumo de marihuana me denigraron, me insultaron y me trataron como una lacra para la sociedad por el simple hecho de fumar cannabis, porque no buscan a los alcoholicos que andan por la calle borrachos, sucios y agrediendo a la gente en vez de tratar mal a la gente que no lo merece y diciendo esa palabra tan horrible ..fumón...solamente soy un soldado de la paz que no creo deje de fumar esa planta tan linda que Dios puso en la tierra, que hoy el hombre la sataniza. No nos olvidemos a que le hacemos propaganda en todos los medios por lo alto a los peores denigrantes del ser humano el alcohol y el tabaco,