29 de febrero de 2008

Una sentencia en Chile abre vía para la venta de semillas de cannabis.


Llevo toda la semana siguiendo el juicio contra Ángello Bragazzi, pionero en su país en la venta de semillas de cannabis por internet, al que acusaban del presunto delito de inducción, promoción y facilitación del consumo de Cannabis de forma indirecta.

El juicio tuvo su vista el lunes, y el acusado estuvo arropado por Pedro Mendoza (asesor de CÁÑAMO) como defensor y por el senador radical Nelson Ávila que declaró a su favor. (disponible en red)

Hoy se publicó la sentencia: absuelto.

'Los jueces determinaron que no había mérito reprochable en su conducta, puesto que el ilícito por el cual se buscaba condenarlo no se ajusta a la ley que rige esta materia.

Dicha norma, señalaron los jueces, "exceptúa expresamente las semillas y las hojas no unidas de la cannabis sativa, por lo que, es del parecer, de la unanimidad de este Tribunal, que el acusado no indujo, promovió ni facilitó el uso o consumo de sustancias prohibidas".

Según el fallo, el negocio de Bragazzi puede ser considerado "atípico" , debido a que los productos que él ofrecía por Internet no están considerados en la norma legal que especifica las sustancias que están prohibidas o determinadas como estupefacientes.

El juicio se abrió tras una denuncia presentada por el senador Jaime Orpis, de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI) y la fiscalía pedía una pena de tres años y un día de prisión y una multa equivalente a unos 1.475 dólares contra Bragazzi.

Durante el juicio, Bragazzi explicó que ejercía el negocio desde el año 2005 y que recibía pedidos desde todo Chile, incluida la Isla de Pascua y que sus beneficios fluctuaban entre 300 mil y 400 mil pesos mensuales (638 y 851 dólares) .

El hombre, que además aconsejaba en la red técnicas de cultivo y cosecha para obtener un rendimiento óptimo y ofrecía además abonos, herramientas, se declaró convencido de que su actividad era legal, pues antes de dedicarse al negocio consultó con abogados y entendidos en el tema.

Tras fracasar en el intento de ofrecer semillas importadas, por el rechazo de los organismos fiscalizadores, debí recurrir a mis contactos en el mercado y echar mano a mi propia reserva; soy un consumidor desde hace varios años", afirmó.

jigh'


Con lo que se sienta una base firme que acerca un poco la situación legal de Chile a la española. Estaría bien que prosperase en el Senado el proyecto de ley para despenalizar el autocultivo de la marihuana.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Felicitaciones amigo pues con su trabajo no hace daño a nadie. Ello sí lo realizan quienes quieren pasar como "ciegos" frente al tema del consumo y sin poder lograr evitarlo se lían al grupo cómodo de los "nó".
Esperamos que el señor Avila logre darnos en algún momento la satisfacción de un sí a los que cultivamos para nuestro propio consumo y endurezca penas para aquellos que trafican y adulteran.
VOTEMOS POR AVILA!!! pues su lógica es nuestra lógica y somos muchos.
Un amigo lector