27 de enero de 2008

Ecos de San Canuto.


En La Voz de Galicia contaron así el San Canuto de Vigo:

"Los cacheados oran a san Canuto

Ave María, asociación viguesa que reclama la legalización del consumo y cultivo de la marihuana, celebró ayer su fiesta anual en el Casco Vello


Autor: Jorge Lamas
Publicación: 20/1/2008

Culto proviene de cultivo, así que no es extraño que quienes cultivan algún elemento tengan sus propios cultos. Los fieles al cáñamo se encomiendan todos los años a san Canuto, un santo más popular por sus utilidades como facilitador de la incineración de hierbas, que por sus andanzas por la Dinamarca del siglo XI.


El culto de los marihuanistas a san Canuto también tiene su propia plegaria. «San Canuto noso, concédenos a quen usamos o cannabis e sufrimos persecución a causa do teu nome, o don da paciencia e a combatividade, para que podamos dar testemuña fel e críbel dos beneficios da herba que usamos. San Canuto noso, protéxenos das doenzas pulmonares, das mafias do narcotráfico, da hipocresía social e das multas e non nos deixes caer na tentación de ocultarnos. San Canuto noso, prega polas e polos cacheados, multados e detidos. Querido san Canuto bota un ollo polos cultivos, deféndenos de todas as pragas e favorece o seu uso terapéutico».


La oración se convirtió ayer en letanía durante la celebración que todas las asociaciones antiprohibicionistas de la marihuana de España realizaron ayer. En Vigo, junto a Compostela únicas localidades gallegas que vivieron una movilización, la asociación Ave María exteriorizó sus reclamaciones en la plaza de A Constitución, bajo el lema: «Pola normalización do haxix e a marihuana. Uso terapéutico xa. Non máis multas e cacheos. Plántate».


Solidaridad con Rodríguez Gantes


La festiva reivindicación comenzó en el año 2003 y, con el paso del tiempo, ha ido ganando afluencia, de personas que reclaman «la desprohibición del cáñamo, el fin de las multas generadas por la Ley Corcuera, la tolerancia, el derecho a colocarse con la sustancia que prefiera cada quién y por el autocultivo sin persecuciones, y en solidaridad con Juan Manuel Rodríguez Gantes», explican desde la asociación viguesa.


Pero este año, también añadieron la solidaridad con Juan Manuel Rodríguez Gantes, un coruñés de 32 años, usuario de marihuana medicinal para el alivio del dolor neuropático y otras molestias relacionadas con la tetraplejia, que se encuentra ingresado en el Centro de Atención a Minusválidos Físicos. Esta persona se niega a usar como paliativo para el dolor la medicación opiácea. «Son adictivos y me provocan vómitos. Me dejan fuera de combate y me dañan el hígado y el estómago. No quiero ni oír hablar de tener que tomarlos para siempre», denunciaba en La Voz de Galicia hace un mes, después de que le retirasen las plantas que cultivaba en el propio centro. Ahora, se ha embarcado en una reclamación legal para poder emplear la marihuana como paliativo.


Volviendo a la plaza de A Constitución, ayer fue ocupada por un nutrido grupos de personas que, algo temerosos ante las cámaras fotográficas_«eres policía», le preguntaban a los reporteros gráficos_daban rienda suelta al humo mágico.


Algunos quisieron mostrar algunas posibilidades de la gastronomía cannábica, con sus variantes dulces, como las galletas, los bizcochos o las infusiones. Un medio altar y una persona a modo de oficiante, completaban la escena que ayer se podía ver en la plaza de A Constitución. La pancarta alusiva a las multas tampoco pasó desapercibida para quienes atravesaron la festiva plaza durante la tarde de ayer. San Canuto descansa hasta el pasado año, pero las reivindicaciones continúan."

No hay comentarios: