2 de noviembre de 2012

Holanda da marcha atrás.


Holanda abandona la idea de prohibir la entrada a "coffee shops" a los turistas.

En Amsterdam se seguirá permitiendo entrar a fumar marihuana a los extranjeros, por ahora.

 El nuevo gobierno holandés ha abandonado los planes de limitar a los nacionales holandeses el acceso a este tipo de locales, mediante un sistema de carnés que solo se emitirían a residentes y que dejaría fuera a los turistas. Sin embargo a finales de octubre, un pacto del gobierno con las ciudades deja en manos de estas últimas la decisión de impedir o no el acceso de extranjeros a los "coffee shops".

Este nuevo pacto dice que únicamente los residentes holandeses tendrán acceso a los "coffee shops", pero deja en manos de las ciudades la aplicación de la norma. Amsterdam se opone a esta prohibición, que afectaría gravemente al turismo de esa capital.

Algunos propietarios de este tipo de negocios están satisfechos con que la política holandesa sobre la marihuana permanezca sin cambios, mientras otros critican la falta de una norma clara.

 El tráfico de marihuana sigue siendo técnicamente ilegal en Holanda, pero los ciudadanos no pueden ser procesados por posesión de pequeñas cantidades, que se seguirán comercializando abiertamente en ciertos "coffee shops".

 Vía: http://www.theage.com.au/travel/travel-news/weed-pass-tourist-ban-on-marijuana-cafes-ditched-20121031-28inh.html#ixzz2B32k28vm