21 de enero de 2012

Un San Canuto distinto.

Desde que tengo memoria digital siempre he sido ciberantiprohibicionista. Mis primeros pasos en la red me llevaron por ese camino, y después no supe parar.

Mis andanzas activistas, siempre en buena compañía, me llevaron primero a fundar AVE María en Vigo, y los cambios en mi vida a dejarla años después, en buenas manos. Como quien se va de casa y deja al frente a los que quedan.

Después de un descanso hice varios intentos en la comarca donde vivo para tener una asociación aquí... y fue duro, pero al final la tenemos. Se trata del Club de Consumidoras/es de Cánabo do Condado (CCCC) que ya es una realidad en funcionamiento y ha salido a la calle por vez primera en este San Canuto.

Ponteareas es una pequeña localidad pontevedresa, capital de la comarca de O Condado, con unos 20.000 habitantes en el casco urbano, tradicionalmente de derechas, hasta el punto que en ella se erigió el único monumento a Franco después de la muerte del dictador que alguien osó levantar.

Y salimos a reivindicar la legalización.

Trabajamos las dos semanas anteriores para prepararlo todo, pero las espectativas eran de poca asistencia. Este pueblo es lo que es.

A priori yo me decía, que si juntábamos 20 personas era un éxito, porque recuerdo otras en el pueblo (antinuclear después de Fukushima, por ejemplo), donde no se suele conseguir esa cifra. Y la superamos. La duplicamos siendo unos 40 cuando les dirigí unas palabras de agradecimiento y presentación de la asociación, y con los puntos del manifiesto. En total pasaron por la concentración unas 50 personas, y estuvimos poco rato, que no hicimos nada más que estar y fumar, faltaba música u otro tipo de animación.

El año que viene más y mejor.

(y cuando los fotógrafos tengan a bien hacer llegar las fotos, pues fotos también)

No hay comentarios: