17 de septiembre de 2010

Felipe González, antiprohibicionista.

O eso se podría deducir de sus últimas declaraciones, pidiendo la legalización internacional de las drogas para acabar con el negocio del narcotráfico.

Pues enhorabuena, Felipe, tu desarrollo personal está alcanzando por fin el raciocinio de una persona adulta.

Cuando gobernabas ya te decíamos eso mismo, pero tú hiciste justo lo contrario. Anunciaste una ley como antiterrorista, como la ley de la patada en la puerta, y colaste en ella la forma de multar a los consumidores de drogas. Tu abriste la puerta a esas multas y tu compañero en la socialdemocracia capitalista y capitalera viene haciendo record de caja en el capítulo de multas a consumidores, año tras año.

Estás ahora cerrando el círculo con otros expresidentes que tampoco dieron el paso de legalizar, y ahora, ya jubilados de la política, cuando ya no tenéis el poder, la influencia ni la capacidad de hacer cambios, vais y decís que sí, que los antiprohibicionistas teníamos razón. ¿qué queréis, que os hagamos la ola?

La teníamos y la seguimos teniendo. Es imprescindible legalizar las drogas para acabar con la primera fuente de ingresos de las mafias. Pero los cantos de cisne expresidenciales no nos sirven más que para avivar un poco el debate.

No es cierto que la legalización tenga que ser internacional. De hecho en España es legal el consumo y en otros países no. En Holanda el tráfico de cannabis está semi-legalizado y los países de su alrededor persiguen turistas en las fronteras.

Tampoco es cierto que si se legaliza se dará un repunte en consumos. Eso te lo contó algún prohibicionista, o se te quedó la idea de cuando decidías las políticas de este país y optaste por las prohibicionistas.

En Holanda han bajado los consumos de casi todos los estupefacientes, se han cerrado varias cárceles por falta de presos, las cifras de policías están estables e incluso bajan por jubilaciones, cuando aquí se multiplica la cifra por dos cada cinco años...

En fin, que muchas gracias por darme la disculpa para actualizar este blog, Felipe, pero hubiese preferido que eso mismo lo hubiese dicho algún político en activo.

1 comentario:

DDAA dijo...

Uno es todo menos felipista, pero este es el único presidente de gobierno español que ha dado pasos positivos en materia de drogas. Bien es verdad que la alegría duró poco (apenas cinco años, o nueve si nos extendemos hasta la aprobación de la Ley Corcuera), pero la reforma del CP de 1983 también fue obra suya. Se le podrá criticar por no haberla consolidado primero y por dar marcha atrás después, pero también hay que reconocer que lo intentó.