27 de marzo de 2009

Obama dijo no [ni de coña, vamos]


El presidente yanki tuvo una sesión de preguntas y respuestas a través de internet ayer jueves.

Una de las preguntas con más apoyo popular que se vio obligado a responder era: "¿legalizar la marihuana mejoraría la economía y la creación de trabajos?", Barack fue contundente: "La respuesta es no, no creo que sea una buena estrategia para hacer crecer nuestra economía".

Ajo y agua. Si alguno pensábamos (me incluyo) que el mandato de Obama sería muy distinto al de presidentes anteriores, pues no. Más de lo mismo. Obama no va a cambiar nada de nada, está tan maniatado al poder como lo estuvieron los anteriores. Está tan dispuesto a seguir la guerra contra las drogas como lo estuvieron los anteriores. Nos van a seguir puteando hasta la saciedad. Nada de regular el autocultivo, nada de mejorar la distribución para los enfermos, nada de legalizar y cobrar impuestos, trescientos policías más para la frontera sur yanki, más muertos, más detenidos, más humillados, más de lo mismo. Y un argumento de un escapista político... no creo que sea buena estrategia para hacer crecer nuestra economía... ¿y la libertad, sr. Obama, crecería la libertad con la legalización?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Las declaraciones de Obama han sido decepcionantes, sin embargo cabe destacar que el nuevo fiscal general de EEUU, Eric Holder, ha dicho que las redadas policiales van a cesar en los estados donde la marihuana medicinal es legal, con lo cual ya se ha avanzado bastante con respecto a la administración anterior.

erfabio dijo...

joer... no me esperaba eso del obama este... bueno.. nada nosotros en las calles seguimos la normalización.

franKeinas dijo...

Hombre, quizás tiene razón, para la economía (de unos pocos) seguramente sea mejor que siga siendo ilegal. Quizás la pregunta que le debería de hacer es si sería bueno para la humanidad legalizar la marihuana.

durru dijo...

Hola franKeinas.
También podría Obama haber contestado a si sería bueno para toda la humanidad, en vez de ceñirse al irse por las ramas, diciendo esa tontuna de que no sería bueno para la economía, porque, claramente sí lo sería.