1 de marzo de 2008

España, nº 1 en consumo de cocaína y pastillas, según un informe

WASHINGTON/MADRID (Reuters) - España sigue siendo el mayor consumidor de cocaína de la Unión Europea, con un tres por ciento de la población consumiéndola habitualmente, y también ocupa la primera posición en consumo de drogas de diseño y hachís, según un informe elaborado por el Departamento de Estado de EEUU.

El 20 por ciento de los consumidores europeos de cocaína viven en España, y alrededor del 50 por ciento de los nuevos pacientes que ingresan en centros de rehabilitación o drogodependencia el año pasado eran adictos a esta droga, dijo el informe anual "Estrategia para el control internacional de narcóticos".

El territorio español es el principal punto de entrada, transbordo y consumo de grandes cantidades de cocaína sudamericana y cannabis marroquí destinado a los mercados europeos, y también es una importante fuente y lugar de tránsito para las ganancias que vuelven a América Central y del Sur, añadió el texto.

Colombia parece ser el principal suministrador, aunque según la información que cita han aumentado los envíos desde Bolivia.

Además España se ha convertido en el número uno en consumo de drogas de diseño y hachís en la UE, procedente este último de Marruecos y Argelia, sobre todo. La heroína procede de Turquía vía los Balcanes, dijo el informe.

En cuanto a las drogas de diseño como el éxtasis o el MDMA, no hay laboratorios en España porque se envía directamente desde laboratorios en Holanda. La mayoría de los precursores para fabricar las drogas se importan de China, aseguró.

A pesar de este sombrío panorama, el Departamento de Estado de EEUU alaba la actuación de las autoridades españolas y su cooperación con las estadounidenses, y dice que reconocen que el narcotráfico es una de sus principales preocupaciones.

También destaca las operaciones de las fuerzas de seguridad y que con los datos de noviembre de 2007 las incautaciones de cocaína estaban cerca de alcanzar niveles récord.

Los informes de varios organismos internacionales conocidos el año pasado ya alertaron del fenómeno, Así, en junio se conoció el Informe Mundial sobre las Drogas de la ONU, según el cual España era el mayor consumidor de cocaína del mundo, superando a Estados Unidos, y que una de cada cinco personas que consume esta droga en el mundo lo hace en España.

En noviembre, el organismo supervisor de la droga en la UE también dio a conocer que la mayoría de los consumidores europeos están en España y Reino Unido.

A nivel mundial, el informe del Departamento de Estado se refirió a la utilización de los ingresos del cultivo de amapolas para producir heroína por parte de los talibanes en Afganistán, criticó a Venezuela por su deficiente cooperación contra el narcotráfico y añadió que el oeste de África se ha convertido en un importante conducto para el tráfico de cocaína desde América Latina a Europa.

Vía