22 de febrero de 2008

La Justicia huele a podrido.


Leyendo por ahí sobre el caso de los 400 kg. de cocaína desaparecidos de un contenedor del puerto de Barcelona hace ahora tres años, se puede entrever que este caso huele a podrido.

Por una parte el director de la Guardia Civil y Policía Nacional, sr. Mesquida afirma que participar en el robo de cocaína "es la peor corrupción que puede practicar un policía", mientras que por otra parte, la jueza de Martorell que había renunciado al caso el pasado 30 de enero remitiéndolo al decanato para que fuese asumido por otro juzgado en turno de reparto, ha incumplido su propia providencia de renuncia al retomar el caso.

Esta actuación incomprensible de la jueza va a facilitar (tiempo al tiempo) las defensas de los "presuntos servidores de la ley", ya están los abogados pidiendo la nulidad.

No hay comentarios: